Cómo afecta el estrés a la diabetes

Siempre había escuchado que el estrés afectaba los niveles de azúcar en sangre. Pero el verano pasado lo comprobé en mis propias carnes. Ese agosto tuve que ser ingresada porque no paraba de devolver, durante esos 10 días me hicieron todas las pruebas posibles para saber que me pasaba. Todo salía en sus niveles normales y yo ya me estaba volviendo loca no solo por no saber que me pasaba sino también del hambre.

No hay una cosa que me ponga de peor humor que tener hambre. Así que una mañana llega el médico y me da la buena noticia de que daría la orden de que me empezarán a dar alimentos y ya no solo iba a estar con el gotero de suero. Hurrraaaa!!! pensé en mis adentros, por fin voy a desayunar 🙂

Al momento llego una señorita con la bandeja, me levanté de la cama y fui a ver que desayunaría esa mañana. Cuando levante la tapa de la bandeja solo había una taza de agua caliente y una bolsita de manzanilla. Os juro que casi me muero de la impotencia. Las lagrimas se me escaparon y tuve un ataque entre irá, rabia, tristeza. Justo antes de este ataque tenía el azúcar en 100 (un buen valor como todos sabéis) y a la media hora de mi crisis por la manzanilla llego la enfermera para medirme el azúcar de nuevo y sin haber probado nada de alimento la tenía en 230Incréible, no? Pues ese es el efecto del estrés sobre los niveles de azúcar. Los altera completamente.

Desde entonces me he dedicado a investigar por qué me sucedía esto. He leído, he visitado médicos especialistas y la conclusión es que el estrés libera una cantidad de hormonas para preparar el cuerpo y cuando eres diabético esas hormonas lo que hacen es producir un pico de azúcar.

stress

Pero ¿cuáles son esas hormonas y como nos afectan?

Las hormonas que se ponen en acción en momentos de estrés como cuando nos hacemos una herida, tenemos un accidente, infección o en situaciones psico-emocionales son por ejemplo la adrenalina, la hormona de crecimiento y los glucocorticoides. Estas hormonas se disparan entrando en un estado acción liberando en la sangre la glucosa existente en los depósitos hepáticos con el fin de dar al cuerpo más energía y superar el momento de estrés. En los diabéticos como nosotros, como no producimos insulina o nuestro cuerpo no reconoce esta hormona, estos picos se refleja en un aumento del azúcar.

Pero cuando el estrés permanece por un largo período de tiempo hay que visitar a un especialista ya que la ansiedad o incluso la depresión puede empeorar aún más los síntomas. En mi caso no solo me afectó los niveles de azúcar teniendo que aumentar la dosis de Incara. Si no que también me alteró los niveles de enzimas de mis neurotransmisores, produciéndome alteraciones gástricas e intestinales.

¿Cómo lograr un equilibrio y reducir el estrés?

En mi caso debido al largo período de estrés a la que había estado sometida en los últimos años mi elección fue buscar ayuda en un especialista. Además de modificar mi tratamiento, también he tenido que esforzarme en mantener una dieta equilibrada, hacer más ejercicio, cambiar hábitos de trabajo (como por ejemplo dejar el portatil en la oficina). Ahora estoy buscando técnicas de relajación que puedan ayudarme a controlar aún más cualquier crisis puntual 🙂

yoga

En el próximo post sobre el estrés os hablaré de las técnicas que he probado para controlarlo. Espero que os sea de utilidad mi experiencia y si habéis pasado por lo mismo estaré encantada de que me comentéis vuestra historia. Feliz semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s